Entrevistas a prostitutas prostitutas abolicionistas

entrevistas a prostitutas prostitutas abolicionistas

Nosotras, como activistas y aliadas del movimiento de defensa de los derechos de las mujeres trabajadoras del sexo, no negociamos con partidos responsables de las políticas de precariedad neoliberal, de la corrupción institucional y del modelo turístico que ha arrasado a Barcelona. No pactamos con quienes empobrecieron nuestras vidas y condiciones de trabajo.

Aceptamos con respeto que para unas sea una experiencia enriquecedora y para otras no lo sea. Nosotras no hablamos por hablar, no exageramos, no creamos alarma social, nosotras hablamos desde el empoderamiento colectivo y las alianzas feministas. Nosotras no idealizamos la prostitución, no hace falta, pero tampoco la demonizamos desde vuestra moral.

No comparamos la decisión de una mujer adulta con el rapto de una niña. No confundimos una posible regulación laboral a nivel estatal con la actual regulación municipal de Barcelona, que sigue en vigor gracias a vuestra complicidad silenciosa.

Una regulación de la prostitución que acumula multas, tantas como se multiplican sus consecuencias sobre la vida de las mujeres perseguidas por años. Nosotras no mentimos en los datos, nosotras sabemos que la trata existe porque somos quienes estamos cada día cerca de las mujeres que sufren esta situación de violencia.

Somos parte y aliadas de la gran mayoría de las asociaciones especializadas con trayectorias impecables y reconocidas que dan cobertura, apoyo y asistencia directa a las mujeres que ejercen prostitución y a víctimas de trata en Cataluña. Nosotras relatamos realidades diversas y complejas que necesitan una respuesta desde una perspectiva feminista y de derechos humanos.

Os invitamos a repensar vuestro lugar de poder, a cuestionarlo para construir un debate feminista y anticapitalista sobre el trabajo sexual y por supuesto también sobre la trata, sobre las maneras de garantizar derechos, de evitar la criminalización , de combatir el estigma social y la discriminación.

Pasar al contenido principal. Carta abierta al movimiento abolicionista anti-trabajo sexual. Protesta de Prostitutas Indignadas en Barcelona. Las putas feministas autónomas se olvidan a veces que hay chicas que no quieren trabajar solas y prefieren que otros les traigan los clientes y les proporcione un lugar donde trabajar.

Y eso no quiere decir que las putas que trabajan en locales no sean autónomas. Pero no se buscan los clientes ni el espacio. La prostitución es un trabajo fruto del capitalismo, por supuesto. Como cualquier otro en la sociedad actual. Si son capaces, adelante. Pero no vale a decir nosotras lo hacemos bien y las que trabajan en un local no.

Perfecto, pero por favor, no le digan a otras mujeres con quién, como y por qué pueden follar. Porque eso es lo que quieren las abolicionistas: Regular la vida sexual de otras mujeres.

Colectivo Hetaira Menos mal que hay personas que deciden si otras son putas o no, feministas o no. Ahora que hemos conseguido que un juez no dude de ti, siendo prostituta, cuando alguien te viola, viene otra gente a poner en duda de nuevo nuestra credibilidad y el cómo nos definimos.

Intercambiamos servicios sexuales por dinero cuando trabajamos, intercambiamos placer con las parejas que decidimos tener en nuestras vidas privadas. Diana Lo que es increíble es lo imbeciles que somos las mujeres.

Aun no he visto a personas de raza negra escupirle cosas así a su movimiento pro derechos civiles. El rencor, el resentimiento incomprensible que se destila en este artículo contra el movimiento social y politico que nos sacó del infierno por decirlo resumidamente es espeluznante.

A veces pienso si estas cosas no las firman tíos, de verdad. De verdad que no lo entiendo Que os guste o no, como el de los bomberos si queréis Tanto en la guerra como en situaciones derivadas de ella como son los desplazamientos, las mujeres sufren vulnerabilidades específicas: Es importante trabajar con una perspectiva de género y feminista a la hora de intervenir, analizar el impacto y sus consecuencias.

A veces es tan fuerte el conflicto que cuesta poner en valor las distintas consecuencias que tienen sobre las mujeres. Un conflicto impacta en toda la sociedad, pero las mujeres sufren esas violencias en sus propios cuerpos, por ejemplo, las violaciones masivas.

Con demasiada frecuencia los Estados empujan a la sociedad civil a conflictos armados, usan la violencia para conseguir recursos naturales y poder, se incumplen las resoluciones internacionales, los autores de la violencia contra las mujeres no son castigados y, en definitiva, ponen en riesgo la paz, la justicia y la libertad.

Nosotras trabajamos la línea de incidencia política, recordamos a los Estados para que se comprometan a respetar los acuerdos que firman.

Hay resoluciones ligadas con la Resolución , hasta llegar a la resolución , y que tienen muchas consecuencias. Cuando estamos en terreno, muchas veces vemos que todas esas resoluciones no se cumplen. No, en el sentido de que es muy desconocida. Esta línea de paz y seguridad se trabaja en los proyectos de educación, pero no se conoce mucho por la sociedad civil, y estas resoluciones son muy importantes. Los Estados tienen que reparar a todas las mujeres víctimas de violencia de género, a muchos niveles, entre ellos el económico.

En cualquier situación de conflicto y violencia en general. Creo que si no trabajamos bien la cultura de la paz es muy difícil que algo sea sostenible. No es posible hablar de una cultura sostenible si no barajamos una vida libre de violencia. Sobre todo la línea de trata y prostitución y la línea de interculturalidad. Son líneas interrelacionadas y también conectadas con lo que hemos hablando, en el sentido de que un objetivo con el que trabajamos es contribuir a erradicar el fenómeno a través de procesos de reparación y mejora de la situación psicosocial de las mujeres.

Hay mujeres que vienen mediante redes de trata. Otras a las que los propios procesos migratorios las colocan en situaciones de mucha vulnerabilidad y ellas pueden caer en ellas…. En Madrid, empezamos el año pasado con unidades móviles, en la zona de Usera y Diego de León. Se ha ampliado al distrito de Ciudad Lineal. Nuestra organización es abolicionista.

Yo invitaría a la gente a salir en una unidad como las que tenemos para preguntar y hablar con estas mujeres. Y eso tiene el peso suficiente para ser abolicionista. Formamos parte de la Red Estatal contra la Trata y desde ahí se realiza el trabajo incidencia política. El tema de los CIEs es muy delicado y peligroso. Hay que recordar que mueven mucho, mucho dinero.

Es muy importante trabajar con mucha seguridad con las mujeres. Los medios de comunicación somos responsables de trasladar una imagen de las mujeres que son víctimas de trata que no se corresponde con la realidad, que las revictimiza.

Sería bueno que la gente se preocupe y se forme. Cuando me acerco, lo hago de igual a igual y se abren. Obviamente no estoy en su situación, pero eso no quiere decir que ellas sean inferiores.

entrevistas a prostitutas prostitutas abolicionistas

Entrevistas a prostitutas prostitutas abolicionistas -

Hay mucha corrupción, lo que puede facilitar a los proxenetas que se legisle a su favor legalizando la prostitución. Maria Riot — asesina a sueldo que liquido al financista Aldo Ducler. Siempre mediante sinergias, colaboraciones con asociaciones de vecinos, organizaciones feministas. Se ha ampliado al distrito de Ciudad Lineal. Enviar a dirección de correo electrónico Su Nombre Tu dirección de correo electrónico Cancelar La entrada no fue enviada. No creemos que la prostitución sea un trabajo como cualquier otro. Sin embargo, ambos son vistos desde una visión moral, generalizadora y de no entender las libertades individuales ajenas. Yo invitaría a la gente a salir en una unidad como las que tenemos para preguntar y hablar con estas mujeres. Y ahora resulta que es un signo de identidad Y nada, así llegué con 16 años a la capital.

0 thoughts on “Entrevistas a prostitutas prostitutas abolicionistas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *